Más de 600 familias capitalinas ya tienen títulos de propiedad